Los trabajadores con síndrome de Down de Costa Rica podrán recibir la pensión por jubilación a los 50 años

La Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CSS) aprobó por unanimidad ayer, 24 de agosto, una ley que permite a los trabajadores con síndrome de Down y que hayan aportado un mínimo de 180 cuotas al IVM recibir la pensión de jubilación a los 50 años. Así lo anunciaba ayer el presidente ejecutivo de esta institución, Fernando Llorca.

De esta manera respondían a una reclamación de la Defensoría de los Habitantes que solicitaba en julio a la CSS adelantar la edad de jubilación a las personas con síndrome de Down ya que debían alcanzar los 65 años.

Esta nueva ley se someterá los próximos 10 días a consulta popular y, si no reciben observaciones, se aprobará de forma automática.